El fenómeno y las sombras

Para el siguiente segmento del cortometraje pensé en generar una situación donde los peregrinos a los que sigue el espectador existan en un plano de la realidad (que a fines descriptivos llamaré "Dimensión A") mientras que otro personaje exista por fuera de este plano en otro alterno (que llamaré "Dimensión B").  El nuevo personaje (o "fenómeno"), desde la dimensión B, debería ser capaz de observar el reflejo o las sombras de otros personajes, lugares y cosas existentes en la dimensión A. Por contraparte, el personaje es imperceptible para los personajes de la dimensión A, siendo solo efectiva la repercusión de su accionar desde los confines de la dimensión B (como empujar obstáculos o redireccionar el viento a voluntad, pudiendo los demás personajes en la dimensión A ver solamente estos efectos sin percatarse de que hay una entidad consciente causando estos fenómenos desde una dimensión alternativa).

Idealmente, la dimensión B debería tener un estilo de dibujo y animación característicamente distinto al de la dimensión A (presente en todo el resto del cortometraje). Por eso, a continuación, presento unos primeros aproximamientos del personaje incorpóreo que sirve como punto focal del episodio y algunas aproximaciones de como los personajes de la dimensión A podrían ser vistos desde la dimensión B:


EL FENÓMENO:

El personaje que existe en la dimensión B debería poder distinguirse claramente de las sombras proyectadas por los personajes de la dimensión A. Mi idea es o darle una forma característica que le permita reconocerlo fácilmente o bien diferenciar cromáticamente aquello que existe en el plano A de lo que existe en el plano B.

LAS SOMBRAS:


01- Sombra (técnica cut-out):
En este caso, la silueta del peregrino fue realizada una sola vez con manchones de tinta, aplicándole la estructura de huesos del personaje original (de forma tal que toda animación hecha con esa serie de huesos puede ser aplicada a ambas versiones del personaje).


02- Sombra (técnica rotoscopía):
Esta técnica implica animar primero al personaje digitalmente para luego hacer cuadro a cuadro un trabajo de rotoscopía con tinta. Implicaría más trabajo ya que una animación es efectuada dos veces en técnicas distintas para producir este resultado. Pero a mi parecer, ante la carencia de otros elementos ilustrativos que conformen estas escenas, la riqueza visual de esta técnica es mucho más llamativa.


03- Presencia no-silueta 1 (técnica cuadro a cuadro):
Se podría ahorrar trabajo representando más libremente a los personajes por medio de formas que en términos morfológicos no guarden relación con su contraparte en la dimensión A. De ser así el caso, la única forma de crear la relación entre las dos representaciones de un mismo personaje es alternar casi de forma constante entre las dimensiones A y B.

2 comentarios:

  1. muy bello todo esto Julio, la mancha rotoscopiada del caminante es de alto nivel.

    ResponderEliminar